Las pastillas antivirales para el COVID-19

Las grandes farmacéuticas Merck y Pfizer están ultimando sus pastillas para reducir el virus en sus primeros días de sintomatología. Un remedio fantástico siempre que tengamos tests de covid fáciles de usar y baratos a disposición de todo el mundo.

A principios de noviembre Pfizer anunciaba su antiviral Paxlovid (ritonavir) de uso oral y unas semanas después Merck daba los resultados de la suya Molnupiravir.

Las dos tienen en común que se usan como preventivo para evitar complicaciones en pacientes con alto riesgo de padecer un COVID severo. Además se pueden tomar en casa sin tener que ingresar en un centro para su aplicación, lo que las hace más prácticas. Habría que tomarlas en los primeros días de infección porque lo que evitan es que el virus crezca en nuestro cuerpo y produzca las inflamaciones masivas que son el verdadero problema para nuestra vida.

Ambas están en fases avanzadas de sus ensayos clínicos y fueron probadas en pacientes con factores de alto riesgo de tener un covid severo y que estaban en un estado temprano de infección observando su evolución a muerte u hospitalización. El Molnupiravir reduce ese riesgo al 50% tomada en los 5 primeros días de síntomas. El Paxlovid reduce el riesgo en un 89% en los 3 primeros días de síntomas y un 85% en los 5 primeros días. Ningún paciente que tomo cualquiera de los dos medicaciones murió durante el estudio.

Ciclo vital del SARS-CoV-2 y los retrovirales de Merck y Pfizer

MOLNUPIRAVIR

El virus SARS-CoV-2 almacena la información para crear réplicas en las ramas de ARN . Cuando llega a nuestras células el virus hace copias de ese ARN. El Molnupiravir (de Merck) se camufla como si fuese una de las moléculas llave y el virus lo incorpora dentro de la cadena de ARN. Cuando la rama del ARN que contiene el Molnupiravir es copiada produce errores en las copias. Tras múltiples copias , intentos y errores llega un momento que el virus no puede seguir por un «error catastrófico».

PAXLOVID

El mecanismo para evitar la replicación del virus con el Paxlovid de Pfizer es diferente. El SARS-CoV-2 crea unas proteínas que son necesarias para construir nuevos virus con una larga cadena llamada poliproteína. El virus tiene que cortar las poliproteínas en segmentos más cortos para poder activarlas y las corta con una enzima de proteasa. El Paxlovid lo que hace es bloquear la proteasa vírica y de esta manera el virus no puede completar su círculo vital.

POSIBILIDADES

Hace unas semanas Gran Bretaña aprobó el uso de la Molnupiravir aunque solo es efectivo antes de la hospitalización mientras que Estados Unidos ha comprado millones de dosis de ambas medicaciones en espera de su autorización por la FDA para su utilización.

Hay más medicamentos antivirales, en concreto 268. Tienes información actualizada de las vacunas, tratamientos y antivirales en desarrollo: BIO COVID-19 Therapeutic Development Tracker. Entre ellos está el remdesivir oral o los anticuerpos monoclonales inyectables. También se están estudiando medicamentos que ya existen como la Budesonida (corticoide) para inhalar o la Fluvoxamina (antidepresivo) que parecen prometedores.

Artículo de Ignacio López-Goñi en su blog El autor es Catedrático de Microbiología en la Universidad de Navarra. También podéis leer el artículo relacionado aparecido en The Conversation

Agal

AGAL. Asociación Galega de Lupus. Creada en 1997. Pretendemos dar información sobre el Lupus y que la enfermedad deje de ser una gran desconocida; ayudar a familiares y amigos; promover investigación; divulgar y relacionar a nuestros asociados a través de Jornadas, la revista Papilio, charlas, reuniones...

Deja una respuesta

Facebook