Coronavirus: cuatro fenotipos y su riesgo

Los médicos internistas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han detectado cuáles son los síntomas que auguran un buen o mal pronóstico en la evolución clínica del paciente con COVID19. Los resultados preliminares han sido publicados en Journal of Clinical Medicine bajo el título “Predicting Clinical Outcome with Phenotypic Clusters in COVID-19 Pneumonia: An Analysis of 12.066 Hospitalized Patients from the Spanish Registry SEMI-COVID-19”

Se ha identificado, establecido y caracterizado cuatro grandes grupos fenotípicos de pacientes COVID-19, uno de ellos especialmente con alto riesgo de ingreso en UCI , mal pronóstico y mortalidad y otro, por el contrario, asociado a buen pronóstico y con bajo riesgo de muerte.

Fiebre, tos y disnea mala combinación

Falta de gusto y de olfato mejor pronóstico

Según Manuel Rubio-Rivas, médico internista miembro de SEMI y primer firmante del estudio, los pacientes con peor pronóstico son los que presentan la tríada clásica de fiebre, tos y disnea, junto con vómitos y diarreas.

«Los cuatro grupos fenotípicos identificados pueden permitir a los facultativos que atienden estos enfermos detectar, solo con los síntomas presentes al inicio, aquel subgrupo de pacientes con peor pronóstico frente a aquellos con mejor pronóstico, para poder instaurar las medidas de tratamiento más apropiadas en cada caso, en una medicina de mayor precisión», explica Rubio

Cuatro fenotipos

El primer fenotipo presentó la mayor mortalidad hospitalaria, 24,1% frente a 4,3% del segundo grupo. Los síntomas son la tríada: fiebre, tos y fiebre. Estos sujetos tendían a ser hombres mayores con una mayor prevalencia de comorbilidades. Uno de cada 10 pacientes de este grupo requirió ingreso en UCI y una cuarta parte de ellos fallecieron,

El segundo grupo fue el que registró menor porcentaje de ingreso en UCI y tasa de mortalidad. Estos presentaron ageusia (dificultad para detectar el gusto) y anosmia (pérdida de olfato), a menudo acompañadas de fiebre, tos o disnea.

Respecto al tercer grupo, también tenía artromialgia, es decir, dolor en articulaciones y/o músculos; dolor de cabeza y dolor de garganta, que a menudo también se acompaña de fiebre, tos y/o disnea. Casi el 11 % de ellos necesitó UCI.

El cuarto también se manifestó con diarrea, vómitos y dolor abdominal, a menudo acompañados de fiebre, tos y/o disnea. De estos, el 8,5 % requirió ingreso en UCI y el 18,6 % falleció. Esta tasa de mortalidad del grupo cuarto es la segunda más alta de los cuatro grupos identificados

Síntomas comunes

Los síntomas más comunes fueron fiebre (85,7 %), tos ( 75,8 %), disnea (59,7 %), artromialgia (31,4 %), diarrea (24,4 %), dolor de cabeza (11,6 %), dolor de garganta (9,9 %), ageusia o falta del gusto (8,2 %), vómitos (7,4 %), anosmia o falta de olfato (7,3 %) y dolor abdominal (6,1 %).

Noticia aparecida en Redacción Médica

Agal

AGAL. Asociación Galega de Lupus. Creada en 1997. Pretendemos dar información sobre el Lupus y que la enfermedad deje de ser una gran desconocida; ayudar a familiares y amigos; promover investigación; divulgar y relacionar a nuestros asociados a través de Jornadas, la revista Papilio, charlas, reuniones...

Deja una respuesta