PRECISESADS recalificará enfermedades autoinmunes

El Equipo IDIBAPS de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas lidera PRECISESADS, un proyecto europeo para reclasificar las enfermedades autoinmunes

 El Grupo de Investigación en Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del IDIBAPS   dirigido por el Dr. Ricard Cervera lidera en la vertiente clínica el proyecto europeo  PRECISESADS, donde está previsto estudiar en 5 años más de 2.000 pacientes con  diversas enfermedades: lupus eritematoso sistémico , esclerosis sistémica, síndrome de  Sjögren, síndrome antifosfolipídico o la enfermedad mixta del tejido conjuntivo. Estas  enfermedades actualmente se diagnostican en base a criterios clínicos relativamente  inespecíficos que no permiten en muchas ocasiones un diagnóstico precoz y, por otra  parte, se tratan principalmente con fármacos antiinflamatorios e inmunodepresores  también inespecíficos. La detección de nuevos biomarcadores debe facilitar acelerar su  diagnóstico y ayudar en la toma de decisiones terapéuticas.

PRECISESADS es un ambicioso proyecto europeo de investigación patrocinado por el programa Innovative Medicines Initiative (IMI) de la Unión Europea, que aglutina 23 centros universitarios y 5 empresas farmacéuticas de 12 países europeos, los cuales trabajarán conjuntamente durante 5 años con un presupuesto de 22,7 millones de euros procedentes de un consorcio público – privado. La iniciativa se puso en marcha el pasado día 1 de febrero con el objetivo de encontrar nuevos identificadores moleculares que permitan reclasificar las enfermedades autoinmunes sistémicas en base a criterios etiopatogénicos y, como consecuencia, descubrir nuevas moléculas con potencial terapéutico para estas enfermedades .

Noticia aparecida en el Blog del Hospital Clinic

Varios factores pueden desencadenar enfermedades autoinmunes sistémicas.

Estrés, embarazo, exposición solar o infecciones víricas pueden desencadenar enfermedades autoinmunes sistémicas

jueves, 20 de febrero de 2014

Más de 300 reumatólogos se reúnen en Alicante en el IV Simposio de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de la SER

El estrés, el embarazo y puerperio, la exposición solar o ciertas infecciones víricas pueden ser factores causantes o desencadenantes de las enfermedades autoinmunes sistémicas (EAS), un conjunto de afecciones reumáticas de origen aún desconocido en las cuales el sistema inmunitario agrede al propio organismo del paciente.

Se estima que uno de cada cuatro adultos (mayores de 20 años) en España padece algún tipo de enfermedad reumática y, teniendo en cuenta que en torno al 5% de estas patologías son de carácter autoinmune, podría haber en torno a medio millón de afectados por EAS en este país. Estas cifras las ha puesto de manifiesto hoy la Dra. Paloma Vela, reumatóloga del Hospital General Universitario de Alicante y profesora asociada del Dpto. de Medicina de la Universidad Miguel Hernández de Elche, con motivo de la presentación del IV Simposio de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas, que la Sociedad Española de Reumatología celebrará este sábado en Alicante.

Este encuentro, que reunirá a más de 300 especialistas, tiene como objetivo realizar una actualización de las últimas novedades en torno a las enfermedades autoinmunes sistémicas y abordar el futuro de estas patologías”, ha afirmado el Dr. Eliseo Pascual, catedrático de Medicina de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante). 

Entre las enfermedades autoinmunes sistémicas, las más habituales son el lupus eritematoso sistémico (LES), el síndrome de Sjögren, la esclerodermia, las miopatías inflamatorias, las vasculitis y el síndrome antifosfolipídico. En ellas, se ha demostrado que los factores genéticos tienen una gran importancia, aunque puede haber otros que influyen como hormonales, ambientales o infecciosos, según el especialista, también jefe de Sección de Reumatología del Hospital General Universitario de Alicante.

Diagnóstico y tratamiento de EAS
El diagnóstico de estas enfermedades se basa en la combinación de datos clínicos y pruebas de laboratorio que pueden llegar a ser enormemente específicas de alguna enfermedad concreta. Además, añade la Dra. Vela, “han aparecido nuevos anticuerpos que facilitan la detección de algunos procesos, así como mejoras en técnicas diagnósticas como la capilaroscopia o un mejor conocimiento de técnicas de imagen (radiografías, ecografías, escáner), por ejemplo, que facilitan el diagnóstico de algunas vasculitis”.

Por otra parte, respecto al tratamiento, a juicio de la especialista, “los últimos años han sido especialmente interesantes en cuanto a la aparición de nuevos fármacos de enorme utilidad en el manejo de estas patologías, por ejemplo en lupus, así como la aplicación de nuevos protocolos más seguros y eficaces para tratar las vasculitis”.

En cuanto a su pronóstico, la experta ha afirmado que “es muy variable en función del diagnóstico concreto y la gravedad de la enfermedad, pero globalmente ha mejorado en los últimos años gracias a un seguimiento más estrecho en las consultas de Reumatología, un mejor conocimiento de las posibles complicaciones (incluyendo las infecciones y los factores de riesgo cardiovascular) y una mejor utilización de los recursos terapéuticos”.

tn_Foto_rueda_simposio_Alicante
Actualización de temas novedosos
Con el objetivo de hacer una puesta en común sobre los últimos avances en su detección, diagnóstico y tratamiento se celebrará el próximo 22 de febrero en el IV Simposio de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de la SER.

Este encuentro de alto nivel científico tendrá lugar en el Hotel Meliá Alicante y reunirá a más de 300 expertos de toda la geografía española. Asimismo, el día anterior al simposio –21 de febrero- se desarrollará un curso de actualización sobre esta área y otro, también sobre EAS, específico para médicos residentes de 3er y 4º curso.

Según la Dra. Vela,el reumatólogo en general se caracteriza por ser inquieto y demandar actividades formativas y, en este sentido, gracias a la formación continuada que proporciona la SER, los reumatólogos se mantienen actualizados en este tipo de patologías”. No obstante, –añade- la mayoría de reumatólogos poseen adecuados conocimientos sobre las enfermedades autoinmunes sistémicas, ya que forman parte del núcleo central de conocimientos de la especialidad de Reumatología, y la habilidad para su manejo se adquiere durante el periodo de formación.
En este simposio se debatirá sobre los nuevos criterios de clasificación de las EAS, la situación del lupus en España, el manejo de la enfermedad pulmonar intersticial en el contexto de una enfermedad autoinmune sistémica, la vasculitis primaria del sistema nervioso central o la optimización del uso de corticoides en lupus, entre otros temas.

Noticia aparecida en SER Sociedad Española de Reumatología.

Frío, lluvia y presión atmosférica aumentan dolor reumático

El frío, la lluvia y la presión atmosférica causan más dolor en algunos pacientes reumáticos

Noticia aparecida en la Sociedad Española de Reumatología

Cada vez se concede más importancia a la influencia de la meteorología en las enfermedades reumáticas

La Sociedad Española de Reumatología (SER) advierte de que el frío, la lluvia y el cambio de la presión atmosférica no producen enfermedades reumáticas, pero sí que son factores que influyen en el agravamiento de los síntomas de muchas de ellas, ya que algunos pacientes tienen una mayor sensación de dolor. En concreto, son dos procesos reumáticos los principales afectados: el fenómeno de ‘Raynaud’ y los cuadros de dolor miosfacial.

El Dr. Jesús Tornero, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y jefe de Sección de Reumatología del Hospital Universitario de Guadalajara, asegura que “las épocas de frío suelen caracterizarse por un tiempo inestable y cambiante, como el de este invierno. De este modo, cambia muy bruscamente la presión atmosférica y las articulaciones y ligamentos enfermos por reumatismo duelen más y se notan más rígidos y menos activos”. No obstante, este empeoramiento es transitorio.

Según este experto, “el proceso reumático que se ve en mayor medida afectado por este tipo de circunstancias meteorológicas es el fenómeno de ‘Raynaud’, que se caracteriza por una disminución de la circulación sanguínea en los dedos de las manos y/o pies, porque los vasos sanguíneos se cierran y no llevan la sangre a la mano. Este fenómeno se suele desencadenar por bajas temperaturas. Además de provocar dolor, la piel de los dedos se vuelve blanquecina (muy pálida) y, si progresa mucho el periodo sin riego, se puede llegar a producir úlceras digitales”. Más del 50% de este tipo de fenómeno son primarios, es decir, que no tienen detrás ninguna enfermedad reumática. Mientras que en el caso de ser un fenómeno secundario se puede asociar a algunas enfermedades autoinmunes como la esclerodermia y el síndrome de Sjögren, aunque también puede hacerlo en otras patologías (artritis reumatoide o lupus).

“En segundo lugar el frío, al estimular como mecanismo de defensa la contracción muscular, puede agravar procesos reumáticos que tienen su origen en los músculos y especialmente, los cuadros de dolor miofascial”, detalla el Dr. Tornero.

Por otra parte, -añade- la humedad y los cambios barométricos de la presión atmosférica (cuando va a cambiar el tiempo) también pueden influir en los pacientes con daño en las articulaciones ya que tienen receptores de presión alterados en las mismas, capaces de detectar los cambios súbitos de presión atmosférica. Además, también pueden sentir más dolor cuando cambia bruscamente el tiempo. En las zonas geográficas en las que llueve más y el tiempo suele ser más cambiante, los afectados reumáticos están más sintomáticos, pero no se ha demostrado que haya grandes diferencias de incidencia de este tipo de enfermedades por este motivo.

“Cada vez se concede más importancia a la influencia de la meteorología sobre las enfermedades en general y las reumáticas en particular, hasta el punto de que se podría llegar a pensar que estamos asistiendo al nacimiento de una posible y nueva área del conocimiento en Medicina: la meteoropatología o la meteororeumatología”, según el Dr. Tornero.

Algunas recomendaciones para estos afectados
Además de protegerse del frío, los expertos recomiendan en casos más intensos o persistentes como pueden ser los pacientes con fenómeno de ‘Raynaud’, aplicarse en la mano tópicamente sustancias vasodilatadoras, tales como la nitroglicerina (en spray o crema). En casos severos puede ser necesario tomar medicación que produzca dilatación de los vasos sanguíneos y ayude a recuperar el riego sanguíneo.

“En el caso de que el frío agrave o desencadene una contractura muscular dolorosa, por ejemplo, en la región del cuello o en la espalda, es interesante realizar aplicación local de calor con una almohadilla o manta eléctrica, así como un masaje descontracturante, y ejercicios de relajación y estiramiento muscular”, concluye el portavoz de la SER.

El lupus: Herencia Neandertal

Recientemente ha aparecido un artículo en El Mundo, sobre unos estudios publicados en “Science ” y “Nature”.  El artículo titulado: “El ser humano, cada vez más neandertal”  lo firma Miguel G Corral y dice entre otras cosas:

“La herencia neandertal:

  • Enfermedades

El análisis de las secuencias de ADN neandertal encontradas en humanos modernos reveló que algunas variantes genéticas relacionadas con enfermedades como la diabetes tipo 2, el lupus, la enfermedad de Crohn o la cirrosis biliar provienen de los cruzamientos ocurridos hace 60.000 años.

  • Tabaquismo

Los autores del estudio publicado en Nature relacionan genes neandertales con el hábito de fumar. Pero este punto ha sido puesto en duda por otros autores, ya que no se puede responsabilizar directamente a la genética.”

Asi que el lupus es más antiguo de lo que creíamos. 🙂